Autoconsumo solar en Comunidades de Vecinos

Cada día se hace más evidente que la energía solar es el futuro en el porvenir de la energía mundial. No solamente hay que pensar en la energía solar como aquella vivienda unifamiliar, alejada de las grandes urbes, con placas solares en el tejado. Las empresas, así como los gobiernos desarrollan grandes proyectos para explotar esta energía que, recordemos, es infinita, renovable y limpia.

Algunos de estos grandes proyectos son los grandes parques solares o las autopistas fotovoltaicas.

Sin embargo, en lo referente al autoconsumo en comunidades de vecinos (que representan el 65% de la población) estamos muy alejados de los niveles de otros países de nuestro entorno, a pesar de que contamos con la mayor cantidad de horas de luz al año de toda Europa.

La insuficiente información y las escasas medidas para motivar el autoconsumo, añadiendo también los obstáculos legales y elevados gastos de gestión son causa de que el número de “auto consumidores” en España apenas supere el millar.

Al contrario que pasara anteriormente, ahora resulta bastante interesante la instalación de placas solares, debido a la reducción de los costes del equipo y de la instalación. Aun así, ¿Qué sucede para que en España no se desarrolle todo lo bien que se esperaba?

NUEVA REFORMA LEGISLATIVA

Eliminación del “impuesto al Sol”

En el año 2015 el gobierno aprobó el Real Decreto 900/2015 llamado coloquialmente “impuesto al Sol”. Este paquete de mediadas frenó en seco el mercado del autoconsumo en España.

Ya en octubre de 2018 se decidió derogar este impuesto. Hecho que volvió a impulsar la carrera del autoconsumo solar en nuestro país. Sin embargo encontramos algunas limitaciones o restricciones:

Las Comunidades Autónomas tienen las competencias en gran parte de esta regulación.

-Se establece un límite de consumo por cuotas. A cada vecino le corresponde una parte proporcional de los kilovatios generados. De no consumirlo, tendrá que ser devuelto a la red y no podrá ser aprovechada por los demás vecinos. Si la instalación no supera los 15 Kw/h podremos vender el excedente de energía hasta cubrir el 100% de la energía consumida.

ENERGIA SOLAR EN COMUNIDADES DE VECINOS

La legislación actual ya permite la instalación de placas solares en las zonas comunes, por ejemplo en la azotea de un bloque de viviendas. Se podrá realizar el proyecto de autoconsumo de tal forma que los propietarios afronten la inversión como una derrama. Entre otros elementos, esta ley permite la instalación de las placas solares fuera del bloque de viviendas, con una distancia máxima de hasta 500 metros, consiguiendo así encontrar el punto donde menos moleste o donde sea más eficiente.

Aunque queda algún resquicio de la ley por pulir, las múltiples ventajas del autoconsumo son las siguientes:

-Las viviendas con placas solares se revalorizan sobre las que cuentan con instalaciones eléctricas convencionales.

-En España se pueden llegar a superar las 2.800 horas de sol a lo largo de un año, con lo que se garantiza el aprovechamiento de la instalación y la amortización de la inversión inicial.

– Ahorro económico y energético que supondrá para los vecinos a medio-largo plazo el producir su propia electricidad y agua caliente.

-Consumo de una energía limpia y renovable, ayudando a la sostenibilidad y reduciendo la emisión de gases nocivos a la atmosfera.

Para compartir el uso de los paneles solares entre los propietarios del bloque, la electricidad generada se conecta a la red interna del edificio, y se distribuye hacia los pisos que estén consumiendo, el contador de las placas medirá la energía producida, mientras que los contadores individuales medirán la que cada vecino consuma, luego la compañía eléctrica descontará los kilovatios producidos en la factura de los vecinos.

También se podrá utilizar la energía producida por esta infraestructura para abastecer las zonas comunes, los ascensores y la piscina, reduciendo así los gastos de la comunidad.

Si consideras que es buena idea implantar paneles solares en tu comunidad de vecinos deberás llevar la propuesta a junta de propietarios.

De acuerdo con el artículo 17.1 de la Ley de Propiedad Horizontal, la instalación de paneles solares en la comunidad de propietarios podrá ser solicitada por cualquier propietario, y deberá ser aprobada por un tercio de los integrantes de la comunidad, que a su vez representen un tercio de las cuotas de participación.

Sin embargo, la comunidad no podrá cobrar ningún coste de instalación o mantenimiento de esta infraestructura a quienes no hayan votado expresamente a favor en junta de propietarios.

Si posteriormente aquellos propietarios que no hubieran votado a favor requieren aprovechar de algún modo la infraestructura, podrán hacerlo abonando aquello que les hubo correspondido.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies