¿Qué son los derechos de enganche, acceso y extensión?

©Pxhere

¿Qué son todos estos derechos?

Al dar de alta un nuevo suministro, han de pagarse los derechos de acometida que son una contraprestación económica que incluye varios conceptos. El precio de los mismos está regulado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, pudiendo ser modificados por la normativa. Los derechos de acometida comprenden las siguientes contraprestaciones económicas:
Derechos de extensión: se pagan al solicitar nuevos suministros. Los abona el solicitante (normalmente el promotor). Los criterios para la determinación de los derechos de extensión son:
a) Suelo urbanizado con condición solar: la empresa DISTRIBUIDORA está obligada a realizar la instalación eléctrica:
Suministros en baja tensión ⇒ Potencia máxima 100kW.
Suministros en alta tensión ⇒ Potencia máxima 250kW.
b) Suelo urbanizado sin condición de solar: infraestructura eléctrica a costa del propietario.
c) Suelo no urbanizado: infraestructura eléctrica a costa del propietario incluyendo las instalaciones de conexión a la red de distribución existente y los refuerzos.
Derechos de acceso: se pagan al contratar un nuevo suministro o en la ampliación de potencia de uno ya existente. Los paga el contratante (normalmente el consumidor).
Derechos de enganche: Se pagan por la operación de acoplar eléctricamente la instalación receptora a la red de la empresa DISTRIBUIDORA. También se pagan cuando la DISTRIBUIDORA realice alguna actuación en los equipos de medida y control por decisión del consumidor.
Derechos de verificación: Se pagan por la revisión y comprobación de que las instalaciones se ajustan a las condiciones técnicas y de seguridad reglamentarias.
Los suministros que deban presentar un Boletín de Instalador Autorizado o hayan necesitado un proyecto y certificado final no deberán pagar derechos de verificación.

©Pxhere

Costes del alta de un nuevo punto de suministro eléctrico

En general las COMERCIALIZADORAS no suelen cobrar este coste, pero sí lo hacen las DISTRIBUIDORAS, responsables del suministro hasta su contador.
Ellas repercuten ese coste en su factura a través de la COMERCIALIZADORA.
Derechos de acceso: 19,70€ por kilovatio solicitado en la potencia.
Derechos de extensión: 17,37€ por kilovatio solicitado. Este importe se paga sólo cuando la instalación no está hecha: viviendas de obra nueva o ampliación de la Potencia.
Derechos de enganche: 9,04€ por actuación, en concepto de actuaciones técnicas.
Depósito: Importe similar a una facturación mensual de 50 horas de utilización de la potencia contratada.

Si lo que queremos es subir la potencia, deberemos pagarle a la DISTRIBUIDORA los derechos de extensión por kW solicitado, más los derechos de acceso, por cada kW solicitado. Desde julio de 2014 las DISTRIBUIDORAS aplican el derecho de acceso siempre que se aumente la potencia contratada, proporcionalmente a lo que se suba, aunque hayan pasado menos de 3 años desde la última vez que se abonaron.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies